RTVE.es

Skip to content

Contenidos no recomendados para menores de 13 años

Comportamientos sociales:

  1. La descripción neutral o no valorativa de conductas incívicas, ilegales, discriminatorias, perjudiciales para la salud, escenas de violencia visual o verbal en un contexto que no permita el razonamiento sobre sus causas y sus efectos, y que pueda derivar en su idealización como modelo.
  2. La presentación de comportamientos y actitudes que inciten la imitación de actitudes intolerantes, racistas, sexistas y violentas; conductas competitivas que no respeten las reglas o los derechos de los demás; arribismo a cualquier precio; lenguaje soez o injurioso inadecuado para el menor de trece años; prostitución, etc.
  3. La presentación positiva de situaciones de corrupción institucional (pública o privada); la presentación de la corrupción de menores y de la trata de blancas, salvo que la finalidad sea específicamente informar, educar y prevenir a los menores.
  4. La presentación no crítica de situaciones y manifestaciones denigratorias hacia religiones, culturas, ideologías, filosofías, etc., salvo que en el contexto histórico o geográfico permita el distanciamiento del menor de trece años.
    Se exceptúa el tratamiento informativo de un acontecimiento real negativo, histórico o actual, asociado a religiones, culturas, ideologías, filosofías, etc.
  5. La presentación del consumo de sustancias (tabaco, alcohol) perjudiciales para la salud o la presentación del culto extremo a la imagen corporal, cuando esta sea susceptible de crear conductas imitativas.
  6. La presentación de la utilización habitual u ocasional y los efectos del consumo de drogas ilícitas excepto en el caso de que se haga con fines educativos e informativos.

Violencia:

  1. La presencia de violencia física con daños a personas que sea susceptible de crear conductas imitativas.
  2. La presentación de la violencia como forma de solucionar los problemas.
  3. La presentación realista, cruel o detallada de actos violentos.
  4. La presentación de violencia injustificada o gratuita, aunque sea de bajo nivel de intensidad, o la llevada a cabo por protagonistas o personajes “positivos” que aparezcan como autores de actos violentos individuales.

Además de lo establecido en los puntos anteriores aplicables con carácter general, el grado de violencia presente en los programas de ficción deberá ser valorado teniendo en cuenta el “género del programa” (oeste, policiaco, bélico, de romanos, ciencia-ficción, etc.). Así mismo deberá tenerse en cuenta el contexto histórico en que se desarrolle el argumento, entendiendo que existen una serie de convenciones narrativas que pueden hacer asumible una mayor presencia de violencia.

También se valorará si el comportamiento violento ha sido recompensado o premiado o si la violencia injustificada ha quedado sin castigo.

Conflictividad:

  1. La presentación como positivos de personas o personajes que asumen comportamientos y conductas nocivas, violentas o ilícitas.
  2. La presentación explícita y sin solución positiva de graves conflictos emocionales (por ejemplo, la venganza; el odio en el seno de la familia, los malos tratos, los problemas de identidad sexual, el incesto, el divorcio traumático, la violencia doméstica, etc.), y de conflictos exacerbados de carácter racial, político, social, religioso, etc.
  3. El planteamiento de dilemas morales generadores de agresividad, ansiedad, angustia o miedo, por la ausencia de solución positiva y sus consecuencias negativas irreversibles, y la aparición de escenas e imágenes basadas en el predominio del miedo y el terror, con abuso de éste.
  4. La presentación explícita de la muerte de personajes próximos al entorno familiar o afectivo de un menor, cuando la situación no se resuelve sin provocar angustia.
  5. La presentación del terror, con recreación en los efectos de angustia no atenuados por el humor, que puedan provocar miedo o tensión anímica que vayan más allá de los límites tolerados en la transición a la adolescencia.

Sexo:

La presentación de relaciones afectivo-sentimentales que aparezcan con manifestaciones sexuales explícitas, la insinuación procaz de actos de carácter sexual y/o contenido erótico.