RTVE.es

Skip to content

Contenidos para todos los públicos

Contenidos que no contienen ningún elemento que pueda resultar perjudicial para el desarrollo psicológico en la infancia, con independencia del grado de dificultad que presente su comprensión.

Comportamientos sociales:

Esta calificación permite la descripción de comportamientos adultos, aunque puedan no ser inteligibles para menores de siete años, siempre que no puedan perturbar el desarrollo de éstos y sean acordes a los valores que una televisión pública debe transmitir.

Si incluyen referencias o descripciones de conductas antisociales, incívicas, ilegales o perjudiciales para la salud, lo hacen en un contexto que no conduce a percibirlas como cívicas, legales, beneficiosas o inocuas para la salud.

Retrato Social e Integración:

Esta calificación permite contenidos que reflejen un correcto retrato de la realidad social y en el que todos los diferentes se integren en la sociedad, con normalidad o no, y en la que los conflictos sean superados en base a las relaciones humanas.

Si se incluyen comportamientos discriminatorios -con especial atención a la discriminación por raza, género, orientación sexual, religión u opinión- se plantearán como no modélicos ni ejemplares.

Violencia:

Esta calificación permite la presencia de una violencia mínima, en el fondo y en la forma, que no afecte a personajes asimilables del entorno afectivo de un menor o que facilite el distanciamiento por su tratamiento paródico o humorístico.

Conflictividad:

Esta calificación permite la presencia de elementos de agresividad, ansiedad, angustia o miedo, siempre que sea mínima o esté compensada por el uso de la caricatura o el humor para atenuar su impacto.

Sexo:

Esta calificación permite, el desnudo casual o inocente, sin manifestación erótica ni calificaciones vejatorias, o la presentación de relaciones afectivas sin connotaciones sexuales.

Expresión Artística:

La expresión artística de los contenidos se adecua a todo el amplio espectro de su público objetivo, aunque su comprensión por los menores de menor edad puede necesitar de algún tipo de ayuda adicional por parte de su entorno más próximo.

El lenguaje empleado evitará herir la sensibilidad del común de la ciudadanía.