RTVE.es

Skip to content

Dentro del horario de protección de los derechos de los menores

Los contenidos de los programas que se emitan dentro del horario de protección para menores deberán cumplir los siguientes principios:

  1. Garantizar el respeto a los derechos de los menores que participen en la programación televisiva.
    En este sentido, no cabe olvidar que los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones.
  2. Fomentar el control parental, de modo que se facilite a los padres o tutores una selección crítica de los programas que ven los menores.
  3. Colaborar en una correcta y adecuada alfabetización de los menores, evitando el lenguaje indecente o insultante, para que aprendan a desenvolverse en un entorno mediático cada vez mas cambiante y novedoso y para que puedan expandir su libertad personal y social, desarrollándose así un mejor sentido de la ciudadanía.
  4. Evitar la incitación a los niños a la imitación de comportamientos perjudiciales o peligrosos para la salud.
  5. Evitar la utilización instrumental de los conflictos personales y familiares como espectáculo, creando desconcierto en los menores.
  6. Evitar los mensajes o escenas, por corta que sea su duración, de explícito contenido violento o sexual que carezcan de justificación educativa o informativa en los contenidos y programas propios de la audiencia infantil.
    Esta precaución se extenderá a los contenidos de continuidad, caso de autopromociones o de avances de programación emitidos en horario de protección infantil.
  7. Los presentadores o conductores de programas en directo advertirán de las situaciones que puedan afectar a la protección de los menores de forma que se minimicen los eventuales perjuicios que puedan causarles.
  8. Evitar las demostraciones de ciencias ocultas o de culto a sectas peligrosas, sin la finalidad educativa o pedagógica de alertar a los menores.